• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon

© 2019 | Dr. Vasco Eguía Moreda

¿Dudas o preguntas?  Escríbenos.

Gastroscopia

La Gastroscopia permite evaluar el interior de la parte superior del tracto digestivo, que incluye, el estómago y el duodeno (primera parte del intestino delgado). Se realiza con un tubo flexible, muy delgado, con luz y lente en la punta llamado endoscopio, por medio del cual se visualizan imágenes que se reflejan en un monitor de video.

 Preguntas Frecuentes 

¿Por qué se realiza la Gastroscopia?

Ayuda a evaluar, los síntomas de dolor abdominal superior, náuseas, vómitos o dificultad para tragar y cuando el médico así lo considere. Además, es la mejor prueba para tomar biopsias (pequeña muestra de tejido), las cuales se obtienen por numerosas razones, una de ellas para distinguir entre detectar tejidos sanos y malignos (cancerosos); otras para detectar la presencia del Helicobarte Píloro, la bacteria asociada a úlceras. Se pueden realizar procedimientos terapéuticos, como la extracción de pólipos, lesiones sangrantes, dilatar o ensanchar zonas estrechas, extraer cuerpos extraños, con poca o ninguna molestia.

¿Cómo debe prepararse para la Gastroscopia?

El examen debe realizarse con el estómago vacío, por lo que debe estar en ayuna o no haber ingerido alimentos ni líquidos durante seis horas antes del estudio. Su médico le indicará cuándo iniciar el ayuno. Debe avisar a su médico, con anticipación, de condiciones o enfermedades, como cardiacas y pulmonares, y de la ingesta de medicamentos, que en algunos casos deben ser ajustados o suspendidos.

 

¿Cómo es el procedimiento?

Usted será sedado por la enfermera asistente que comienza por administrar un anestésico local en la garganta, se acuesta de costado, se le coloca una boquilla protectora y se le administra sedación para ayudarlo a relajarse. Posteriormente el médico inserta el endoscopio a través de la boca hasta llegar al interior del esófago, estómago y duodeno; esto no interfiere con la respiración. En la mayoría de los casos permanece dormido durante el estudio.

 

¿Qué ocurre después?

Usted será controlado hasta que la mayoría de los efectos del sedante hayan desaparecido. Sin embargo, no debe asistir solo al procedimiento; debe ser acompañado por un familiar o amigo ya que la administración del sedante podría causarle somnolencia y afectar sus reflejos, lo que prohíbe manejar, bajar escaleras, etc. por el resto del día, aunque no se sienta cansado. Se le informará de los resultados del procedimiento ese mismo día; aunque los resultados de algunas otras pruebas puedan demorar varios días.

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Rara vez ocurren complicaciones, sobre todo si el procedimiento es realizada por médicos con capacitación especializada y experiencia. En el sitio donde se haya practicado una biopsia o extirpado un pólipo puede producirse un sangrado, el cual generalmente es mínimo, controlado por el médico endoscopista y rara vez requiere seguimiento. Otros riesgos potenciales son reacción a los sedantes utilizadas, complicaciones derivadas de enfermedades cardiacas o pulmonares, por lo que en casos de antecedentes o riesgos se recurre a la sedación y la vigilancia por el médico anestesiólogo. La perforación o desgarro en el tracto gastrointestinal también es poco frecuente, pero pudiese ocurrir en pacientes con alteraciones anatómicas o condiciones previas. Si después del examen usted tiene fiebre, dolor intenso en la garganta, pecho o abdomen, informe a su médico de inmediato.

 

 

RECORDATORIO IMPORTANTE: Esta información tiene como único fin proporcionar pautas generales y no ofrece una opinión médica definitiva. Es muy importante que consulte con su médico acerca de su enfermedad específica.